ordenadores

Consejos para comprar un ordenador

La avalancha de nuevos dispositivos portátiles en estos últimos años, así como la continua actualización de la tecnología, hace que no sea sencilla la tarea de elegir un ordenador. Hay mucha gente que me pregunta cómo comprar un ordenador, pero la respuesta no suele ser fácil, ya que entran en juego diversos factores. Este post no pretende ser exhaustivo, ya que podríamos escribir un libro completo al respecto, si no dar algunos consejos que pueden ayudarte en la búsqueda de tu equipo ideal.

La primera pregunta que deberías hacerte es: ¿para qué lo necesito? Dependiendo de para qué lo vayas a utilizar, podemos escoger entre unos componentes u otros. Estos serían algunos usos típicos:

  • Navegar por Internet: hoy en día, ¿quién no lo hace? Los requisitos de un ordenador sólo para esta tarea son bajos, simplemente es suficiente que sea capaz de ejecutar un navegador web. Por poner un ejemplo, los netbooks de Google (Chromebooks), fueron lanzados con esta intención.
  • Ofimática básica (documentos, hojas de cálculo, presentaciones): prácticamente cualquier ordenador portátil o sobremesa puede servirnos para estas tareas, aunque hay que tener en cuenta que las versiones más modernas de este tipo de software van a ser más pesadas en cuanto a recursos. Si bien la suite ofimática más extendida sea la de Microsoft, os recomiendo LibreOffice que es libre y gratuita.
  • Consumir música y vídeos: si somos grandes consumidores de música y sobre todo vídeos, un aspecto que debemos cuidar es el espacio. Un disco duro de al menos 500GB servirá para tener una buena colección. Si además los vídeos son en buena calidad (720p o 1080p), un buen procesador acompañado de una tarjeta gráfica medio decente nos asegurará que no se produzcan cortes durante la visualización.
  • Procesar fotografías: si tienes una cámara con más de 6MP te darás cuenta que las fotos empiezan a ocupar mucho espacio, por eso es recomendable contar con un disco duro de gran capacidad y además es conveniente tener uno de respaldo, ya que no querremos perder todas nuestras fotos si falla el único disco que tenemos. A la hora de procesar fotografías también es importante contar con una buena cantidad de memoria RAM.
  • Edición de vídeo: si las fotografías ya ocupan espacio, los vídeos más aún, así que lo comentado en el punto anterior es aplicable a este. Además, es casi obligatorio contar con una buena tarjeta gráfica para no tener problemas de rendimiento.
  • Videojuegos: si eres un jugón, o simplemente quieres jugar sin problemas de vez en cuando, necesitarás un ordenador con una buena tarjeta gráfica ante todo, además de ir acompañado por un buen procesador y suficiente memoria RAM.

Netbooks with Intel Atom Inside
Foto CC by-sa Intel Free Press

La segunda pregunta sería: ¿dónde lo voy a usar?

  • En casa: si tienes un espacio en casa donde colocar el ordenador, quizás la mejor decisión es optar por un sobremesa, ya que nos permitirá expandirlo en un futuro si es necesario.
  • En el trabajo: si en tu trabajo te pasas gran parte delante de un ordenador, quizás lo más importante es invertir en un buen monitor y una buena silla (la salud debe primar ante todo).
  • Para viajar: si viajas habitualmente, lo más cómodo será un portátil o un tablet, cuanto más ligero mejor. Un portátil ligero de entre 11″ y 13″ puede ser una buena opción.

Our computers II
Foto CC by-nc-sa Pablo Ruiz Múzquiz

Y por último, pero no menos importante: ¿cuánto quiero gastarme? Dependiendo de los factores que hayas escogido anteriormente, ahora debes ajustar la elección al presupuesto del que dispongas.

  • Entre 0 y 200€: en esta gama de precios es difícil encontrar algo en los almacenes. Lo mejor es buscar en tiendas de segunda mano o preguntar a algún amigo que tenga un ordenador que no use. Quizás nos podemos hacer con un Pentium 4 o mejor aún, con un Core 2 Duo, que son máquinas con unos 5 o más años de antigüedad pero que aún le podemos sacar un gran rendimiento.
  • Entre 200 y 500€: por estos precios ya es posible encontrar buenos equipos sobremesa y portátiles (con procesadores Core i3 e incluso Core i5), además de tablets Android o iPad.
  • Entre 500 y 1000€: conforme incrementamos el presupuesto, mejores van a ser las prestaciones. No escatimes en memoria RAM, nunca menos de 4GB, y si pueden ser 8GB, mucho mejor.
  • Entre 1000 y 2000€: en este rango de precios podemos con seguir un equipo excelente (no te conformes con menos de un Core i7). Una buena tarjeta gráfica (Nvidia o ATI) nos proporcionará el rendimiento suficiente para no preocuparnos si queremos jugar con fluidez, aunque sea de vez en cuando. Mi recomendación personal es que adquieras un disco SSD (de al menos 64GB) para el sistema operativo, además de uno magnético con más capacidad (al menos 500GB) para el almacenamiento.
  • Más de 2000€: si te sobra el dinero, es cuestión de buscar un equipo de gama alta e ir ampliándolo con los mejores componentes. Una opción a considerar es la adquisición de un NAS para asegurarnos una alta disponibilidad de nuestros datos. O incluso puedes atreverte con el overclocking y montar un sistema con refrigeración líquida.

Si bien solamente he puesto algunos ejemplos con ciertas marcas como los procesadores Intel, también existen modelos de AMD equivalentes, pero que no los conozco tan bien.

Si tienes alguna consulta puedes escribirme un correo electrónico e intentaré asesorarte en lo que me sea posible.